miércoles, 25 de enero de 2012

Pastel de Patatas, Espárragos y Champiñones




-Tanto los champiñones como los espárragos puedes utilizarlos congelados o en conserva. Si son congelados cuece siguiendo las instrucciones del envase y si son en conserva escúrrelos muy bien y sécalos en papel de cocina antes de ponerlos en el pastel.

Ingredientes para cuatro personas

1 Kg. de patatas.
300 gr. de champiñones.
300 gr. de espárragos.
2 cucharadas de mantequilla.
3 huevos.
100 gr. de queso rallado.
½ vaso de nata para cocinar.
Sal.




Modo de cocinar

Lava y cuece las patatas con piel en abundante agua con sal. Empieza con agua fría y que se vaya calentando gradualmente hasta que hierva. Cuécelas hasta que estén tiernas, unos 40 minutos. Deja que se templen dentro del agua.

Limpia y corta los champiñones, en mitades si son pequeños o en láminas gruesas si son grandes. Saltéalos en un poco de mantequilla, deja que se hagan hasta que se evapore el agua que sueltan, sálalos después de saltearlos.

Reserva y cuando los vayas a utilizar deja unos pocos para decorar.

Limpia los espárragos, corta la parte dura del tallo, lo mejor es doblar sujetarlos con las dos manos doblarlos y romperlos por donde no opongan resistencia. Pon agua con un poco de sal en una cacerola y cuando hierva echa los espárragos, cuece hasta que estén tiernos. Sácalos, deja que se templen y corta en trozos pequeños. Reserva.

Separa las yemas de las claras. Bate a punto de nieve las tres claras.

Pela las patatas y aplástalas con un tenedor hasta que te quede un puré espeso. Añade una cucharada de mantequilla, dos yemas y las tres claras batidas a punto de nieve, mezcla echándolas poco a poco y suavemente, con movimientos envolventes, hasta que estén todas integradas.

Precalienta el horno a 160º.

Unta una flanera o molde con mantequilla y vete poniendo capas alternadas empezando por el puré, después espárragos, luego los champiñones y así hasta el final, la ultima capa tiene que ser de puré. Coloca el molde en la bandeja del horno e introduce en la parte media y deja que se cuaje, unos 25 minutos.

Mezcla la nata con la yema restante.

Saca el pastel del horno, deja que se temple un poco y desmóldalo, pasa un cuchillo por los bordes y vuélcalo sobre la fuente de que vas a usar para servirlo, extiende la nata con la yema por encima y un poco por los bordes, espolvorea con el queso rallado y mete a gratinar a 200º unos 5 minutos o hasta que lo veas dorado.

Sirve decorado con los champiñones que habías reservado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...