viernes, 20 de enero de 2012

Remolachas en Acordeón Rellenas



- La remolacha es una hortaliza de raíz que tiene especiales propiedades, es muy saludable, no aporta apenas calorías y es muy nutritiva, deberíamos utilizarla más en la cocina, además ya esta cocida y lista para usar, lo que ahorra tiempo. La carne de cerdo combina perfectamente con la dulzura de la remolacha, en esta receta la he utilizado cocida y entera, pero a cualquier guiso o asado de cerdo le va muy bien.

- Si haces una pieza de carne de cerdo asada, ponla cocida y troceada en la bandeja cuando falten 10 minutos para terminar de asarla, o sofríela unos minutos en mantequilla y ponla como guarnición. En los guisos, retira un poco de caldo de cocción caliente y sumérgela cortada en rodajas un minuto, colócalas encima cuando los sirvas o en un bol para que cada cual sirva la que quiera.

-La carne tiene que quedar muy blandita, que se desprenda del hueso, el tiempo de cocción depende del tipo de olla que uses. Si quieres cocerla en cacerola, empieza cociendo las costillas con agua, el laurel, la cebolla partida, los dientes de ajo enteros, la pimienta y la sal. Cuando lleve 1 hora añade la soja, el vino y el brandy y cuece 30 minutos más.

Ingredientes para cuatro personas


4 remolachas cocidas.
600 gr. de costillas de cerdo.
1 vaso de vino blanco.
½ vaso de brandy.
2 cucharadas de salsa de soja.
1 cebolla.
2 dientes de ajo.
1 hoja de laurel, unas ramas de perejil.
2 cucharadas de mostaza.
2 cucharadas de Ketchup.
3 cucharadas de mantequilla.
4 quesitos.
100 gr. de queso rallado.
Sal, 8 granos de pimienta negra.



Modo de cocinar

Lava las costillas y retírales la grasa.

Ponlas en la olla a presión con el vino, el brandy, la salsa de soja, la cebolla pelada y partida en cuartos, los dientes de ajo enteros, el laurel, los granos de pimienta, perejil y sal.

Cierra la olla y deja que cueza 40 minutos si es normal y 25 si es rápida.

Retira las costillas y cuela el caldo de cocción, aplasta los restos de la cebolla con un cazo para que suelten bien el jugo. Ponlo en un cazo, añade el Ketchup y la mostaza y cuece 10 minutos para que espese. Reserva.

Retira los huesos de la carne y sepárala en grupos de hebras, con los dedos los harás muy fácilmente, que no te queden muy gruesos y si son muy largos pártelos por la mitad.

Calienta 2 cucharadas de mantequilla en una sartén y sofríe a fuego fuerte la carne, hasta que este dorada.



Pela y parte los quesitos a lo largo.

Precalienta el gratinador del horno al máximo.

Corta un poco la base de las remolachas para que se asienten mejor en el plato. Colócalas en una fuente con la salsa en el fondo, corta cada una en 5 ó 6 discos sin llegar a la base, como si fuera un acordeón, pon en el fondo de cada ranura un trozo de quesito y reparte las tiras de carne sobre ellos. Espolvorea con el queso rallado y echa unos trocitos de mantequilla por encima.



Introduce en el horno y retíralas cuando este fundido y dorado el queso.

Sirve muy caliente.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...