martes, 14 de febrero de 2012

Fondue de Queso y Tomate



.
-Lo mejor para mojar en la fondue es el pan o las hortalizas cortadas en bastoncitos y crudas. Puedes tostar cuadraditos de pan de chapata o gallego, o poner en la mesa una cestita con diversos tipos de pan: de semillas, de centeno, de ajo, de cebolla, candeal…
.
-En lugar de la maicena puedes añadir en el ultimo momento medio vaso de nata liquida, de la de cocinar.
.
-Procura que el vino sea de cierta calidad, no tiene que ser muy caro, pero que no sea de los envasados en cartón o de los “peleones” para que el aroma y el sabor de la fondue no resulte muy fuerte.
.
-La nuez moscada y la pimienta negra es mejor si la rallas y mueles en el momento.
.
-Si no tienes el recipiente especial de fondue con el mechero de alcohol u hornillo utiliza una cazuela o cazo de fondo grueso, incluso una cazuela de barro y sírvelo hirviendo, no es lo mismo pero te puede servir. Cuando pierde temperatura el queso pierde la consistencia cremosa, pero si lo metes en el horno apagado pero caliente cuando notes que empiezan a formarse hilos, y lo remueves o bates un poco puedes conseguir que te salga casi perfecta.
.

Ingredientes para cuatro personas
.
1Kg. de tomates maduros.
50 gr. de mantequilla.
1 1/2 vaso de vino blanco.
200 gr. de queso Gruyere.
200 gr. de queso Emmental.
100 gr. de queso manchego tierno.
100 gr. de queso Roquefort.
1 diente de ajo.
1 cucharada de orégano picado.
Nuez moscada en semilla.
1 cucharada de Maicena.
Sal, pimienta negra recién molida.
.


.

Modo de cocinar
.
Lava y ralla los tomates.
.
Calienta la mantequilla en una sartén y añade los tomates rallados, el orégano y un poco de sal y déjalos que cuezan 20 minutos o hasta que se evapore el agua que contienen. Tritúralos para que tengan una consistencia de puré cremoso y no se note el orégano.
.
Ralla los quesos para que sea más fácil fundirlos, el roquefort es mejor que lo partas en trocitos.
.
Frota con el ajo partido por la mitad las paredes de un cazo grueso o fondue y vierte 1 vaso de vino blanco, ponlo a fuego medio y redúcelo a la mitad, echa el sofrito de tomate, da unas vueltas con una cuchara de madera para que se integren y cuando comience a hervir baja el fuego al mínimo y añade poco a poco la mezcla de quesos rallados y el roquefort removiendo constantemente, cuando tengas una mezcla cremosa agrega la maicena disuelta en el resto de vino y espolvoréala con un poco de pimienta blanca y la nuez moscada recién rallada y cuece 10 minutos a fuego muy suave y sin parar de remover para que el queso no te quede “chicloso”. Sírvela inmediatamente acompañada de cuadraditos de pan.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...