domingo, 3 de junio de 2012

Ñoquis de Calabaza con Queso



-Es muy importante que la masa para hacer los ñoquis esté compacta y manejable, una vez añadida la harina y la sémola, tiene que quedar como la masa de pan, por eso es imprescindible eliminar la mayor cantidad posible de liquido de la calabaza cocida, sécala en una cacerola a fuego suave y sin dejar de remover para que no se agarre. Aun así, si ves que te queda blanda agrega más harina hasta que consigas la consistencia adecuada.

-A la calabaza le va muy bien alguna hierba aromática como el orégano, la albaca o el tomillo, puedes echar un poco al hacer la masa o espolvorear por encima antes de meter en el horno.


Ingredientes para cuatro personas

1Kg. de calabaza.
150 gr. de harina y algo mas.
150 gr. de sémola de arroz.
50 gr. de queso parmesano rallado.
6 laminas de queso de sándwich.
2 cucharadas de mantequilla, mas un poco para engrasar.
1 huevo.
Sal.




Modo de cocinar

Quita la corteza y las semillas de la calabaza, corta en trozos grandes y pon en una cacerola con un medio litro de agua y un poco de sal, cuando comience a hervir tapa la cacerola y cuece a fuego suave 20 minutos, o hasta que este tierna. Escurre en un colador, déjala unos minutos para que suelte bien todo el liquido. Tritúrala o aplasta con un tenedor hasta conseguir un puré espeso y ponla de nuevo en la cacerola. Acércala al fuego, sécala unos minutos, sin parar de mover y a baja temperatura, hasta que pierda toda la humedad. Retira, pon en un cuenco amplio y deja que se enfríe.

Incorpora a la calabaza el huevo, la harina, la sémola y un poco de sal, mezcla todo muy bien. Te tiene que quedar una masa consistente que puedas manejar con las manos, si te queda algo blanda añade un poco mas de harina. Deja que repose una hora.

Toma trozos de la masa y forma unos rollitos largos y del grosor de un dedo, para que sea más fácil enharínate las manos y espolvorea también harina en la mesa. Córtalos con un cuchillo, que te queden cilindros de unos dos centímetros de largo. Para hacer el dibujo pasa los cilindros, uno a uno, por la parte posterior de un rallador, oprímelos suavemente al tiempo que los deslizas con el pulgar sobre la superficie del rallador. Déjalos sobre una superficie espolvoreada con harina para que no se peguen.

Precalienta el horno a 180º.

Unta una fuente resistente al horno con mantequilla.

Pon abundante agua en una cacerola, cuando comience a hervir añade sal y echa los ñoquis, déjalos cocer hasta que salgan a la superficie, según vayan flotando los retiras con una espumadera para que escurran y los vas echando en la fuente untada con mantequilla. Cuando estén todos en la fuente echa el parmesano rallado y la mantequilla cortada en trocitos mézclalos con suavidad para que no se rompan y se impregnen bien. Coloca por encima las laminas de queso e introduce en la parte media del horno unos 15 minutos hasta que el queso este fundido.

Sirve reciente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...