lunes, 26 de agosto de 2013

Albondigas de Meluza Gratinadas


 
-El pescado cocinado de esta forma queda muy bien, incluso para que lo coman los niños, la salsa puedes colarla o triturarla antes de introducirla en el horno para que no se note que lleva cebolla, puerro y ajo.
 
-Puedes utilizar filetes de merluza congelados, o de gallo, o lenguado o rodaballo…, descongélalos el día anterior en la parte menos fría del frigorífico. No hace falta que cuezas el pescado antes pues con el calor del horno es suficiente, asi quedan mas jugosas.
 


Ingredientes para cuatro personas


500 gr. de filetes de merluza.
600 gr. de patatas.
100 gr. de jamón serrano en una loncha.
1 vaso de vino blanco.
1 cucharada de maicena.
1 pastilla de caldo de pescado.
2 cucharadas de mantequilla.
1 cebolla.
1 puerro.
1 diente de ajo.
100 gr. de queso Emmental rallado.
Perejil picado.
2 Yemas de Huevo.
Sal.
 


 

Modo de cocinar
 

Pela las patatas y pártelas en trozos medianos.
 
Pon agua en una cacerola y echa las patatas, cuando comiencen a hervir añade un poco de sal y la pastilla de caldo de pescado, cuécelas hasta que estén tiernas. Retira la cacerola del fuego, saca las patatas con una espumadera para que escurran bien todo el liquido y ponlas en un bol, deja el caldo de cocción para hacer la salsa.
 
Pica los filetes de merluza y el jamón serrano en trocitos pequeños.
 
Cuando las patatas estén templadas aplástalas con un tenedor, añade las 2 yemas de huevo, el jamón serrano y la merluza desmenuzada, mézclalo y forma con la masa resultante unas albóndigas ovaladas, apriétalas con las manos para que no se abran en el horno. Reserva.
 
Pela la cebolla y el diente de ajo, quita las hojas externas del puerro, pártelo por la mitad y lávalo bien, parte todo en trocitos.
 
Calienta la mantequilla en una sartén y añade las verduras picadas, sofríelo a fuego suave hasta que estén trasparentes, añade el caldo de cocción de las patatas, el vino y un poco de perejil picado. Déjalo cocer 15 minutos e incorpora la maicena disuelta en medio vaso de agua y, sin parar de remover, deja que hierva unos minutos, hasta que la salsa este ligada, no tiene que quedarte demasiado espesa para que no se reseque en el horno, añade un poco de agua si fuera necesario. Prueba la sal y rectifica.
 
Precalienta el horno a 180º.
 
Pon la mitad de la salsa en una fuente resistente al calor, coloca las albóndigas encima, riégalas con el resto de la salsa, espolvoréalas con el queso rallado y perejil picado y mételas en la parte media del horno hasta que estén hechas y el queso este fundido, unos 10-15 minutos.
 
Sírvelas calientes en la misma fuente.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...