miércoles, 28 de agosto de 2013

Sardinas Empanadas a las Finas Hierbas

 


-Para trabajar mejor la mantequilla sácala del frigorífico media hora antes de usarla. También puedes batir con las hierbas con la minipimer, pero no tritures demasiado para que se noten las hierbas.

-Puedes utilizar las sardinas limpias y abiertas congeladas, deja que se descongelen en la parte menos fría del frigorífico unas horas antes de empanarlas.

-Si prefieres comprar las sardinas enteras límpialas con cuidado, para ello elimina las escamas y limpia con un papel de cocina, separa la cabeza del cuerpo por la parte del lomo, los intestinos saldrán con ella, termina de sacarlos abriendo el vientre, lava la sardina por dentro con agua. Separa con el pulgar uno de los lomos presionando desde la abertura del vientre hasta la cola, haz lo mismo con el otro lado, rompe la espina a la altura de la cola y tira de ella. Por cierto, las espinas de los boquerones y de las sardinas, si no son muy grandes, enharinadas y muy fritas en aceite de oliva y con un poco de sal por encima están buenísimas.


Ingredientes para cuatro personas

12 sardinas abiertas, sin cabeza ni espina.
2 limones.

Para el rebozado:

Harina.
1 huevo.
Pan rallado.
Aceite para freír.

Para la mantequilla de hierbas:

3 cucharadas de mantequilla.
Una cucharada de hierbas picadas: perejil, albahaca, estragón.
Sal.




Modo de cocinar

Exprime el zumo de un limón y rocía con el las sardinas abiertas, por las dos caras, sálalas ligeramente y deja en maceración 30 minutos extendidas en una fuente.

Para preparar la mantequilla de hierbas mezcla muy bien la mantequilla, a temperatura ambiente, con las hierbas y una pizca de sal y mete en el frigorífico hasta el momento de usar.

Calienta el aceite en una sartén amplia.

Escurre las sardinas y pasa primero por harina, después por el huevo batido y por ultimo por el pan rallado, que te queden bien empanadas por todos los lados.

Cuando el aceite este bien caliente introduce unas cuantas sardinas, no muchas para que no se peguen ni amontonen, sácalas cuando estén doradas por las dos caras y escurre sobre papel de cocina.

Colócalas en una fuente y pon encima trocitos de mantequilla de hierbas, puedes hacer bolitas con una cucharilla o meter en una manga pastelera con boquilla rizada la mantequilla y poner un rizo en cada sardina.

Decora con hojas verdes de lechuga, el otro limón partido en cuartos y ramitos de perejil rizado.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...