miércoles, 28 de diciembre de 2011

Lentejas con Níscalos y Morcilla





-El níscalo es una de las setas más sabrosas, no tiene grasas, ni colesterol, ni apenas calorías y aporta muchos minerales. Con las legumbres combina muy bien y les da mucho sabor. Límpialos con poco agua y antes de partirlos para que no se pierdan los nutrientes. La mejor época para comprarlos es en otoño, sobre todo si es lluvioso, en invierno con las heladas desaparece.

-La morcilla de arroz, tipo Burgos, también se puede utilizar en esta receta.

-Puedes preparar las lentejas y el sofrito el día anterior y añadir los níscalos y la morcilla 15 minutos antes de servirlas.


Ingredientes para cuatro personas

400 gr. de lentejas.
200 gr. de níscalos.
1 morcilla de cebolla.
1 puerro.
1 cebolleta.
1 tomate.
½ pimiento verde.
1 rama de apio.
1 cabeza de ajos, mas 2 dientes.
1 cucharadita de harina.
1 cucharadita de pimentón.
1 hoja de laurel.
4 cucharadas de aceite de oliva.
1 cucharadita de tomillo seco.
Sal.


Modo de cocinar

Echa en una cacerola las lentejas, la hoja de laurel y la cabeza de ajos, cubre con agua fría y pon a fuego medio y cuando comience a hervir añade un poco de sal, baja el fuego al mínimo y deja cocer hasta que estén tiernas las lentejas, el tiempo puede variar entre 25-45 minutos, dependiendo del tamaño, la calidad y de que sean nuevas o viejas. Añade mas agua si fuera necesario pero que al final no te queden muy caldosas.

Calienta dos cucharadas de aceite en una sartén, añade 1 diente de ajo pelado y cortado en laminas, dóralo a fuego muy suave, añade la harina y remueve, cuando este un poco tostada retira del fuego y agrega el pimentón, remueve y vierte sobre las lentejas, echa dos cucharadas de agua a la sartén para recoger los restos del rehogado y échalo en las lentejas, pon unos minutos a cocer a fuego muy suave y reserva. Las lentejas tienen que quedarte con un poco de caldo espeso.

Pásalas a una cazuela de barro y reserva.

Limpia el puerro, elimina las hojas exteriores y la mitad de la parte verde, parte por la mitad y lava en agua fría. Lava el apio, el tomate y el pimiento. Pela la cebolleta. Corta todo, por separado, en trozos muy pequeños.

Limpia bien los níscalos, quita la tierra con papel de cocina y lava en agua fría. Corta en trozos no muy grandes.

Quita la piel de las morcillas y desmenuza.

Calienta dos cucharadas de aceite en una sartén amplia y cuando este caliente añade el puerro y la cebolletas, sofríe 5 minutos a fuego medio y agrega el pimiento y el apio, rehoga unos minutos mas y cuando se ablande todo incorpora el tomate y sal, remueve y deja 20 minutos a fuego suave o hasta que se haya evaporado el agua del tomate y te quede un sofrito seco. Añade el tomillo y los níscalos, saltea 5 minutos e incorpora la morcilla, remueve y deja sofreír unos minutos.

Calienta las lentejas y reparte en platos o cazuelitas individuales, pon por encima de cada una el sofrito de los níscalos y sirve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...