viernes, 30 de diciembre de 2011

Mantecados Clásicos - Especial Navidad




-Es una receta muy antigua, se preparaba en cantidades grandes en un barreño y se dejaba toda la noche tapada al sereno. Para que salieran mejor había que hacerla en días muy fríos, mejor si helaba por la noche, para que la masa adquiriera cuerpo y se enfriara o helara lo máximo posible. A la mañana siguiente se horneaban y después se guardaban en cajas de lata para casi todo el año.

-La manteca se puede derretir poniéndola en una cacerola a fuego muy suave y después esperar a que se enfríe, a mi me gusta mas trabajarla con las manos hasta que este muy blanda, pues el calor de las manos la va derritiendo poco a poco.

-La masa final te tiene que quedar, al partirla con los dedos, como con granitos diminutos, tiene que resultar suelta y manejable, pero no elástica y que no se pegue a las manos.

-Puedes hacerlos con medio vaso de vino blanco en lugar del anís.

-Para que se conserven mejor y no se humedezcan guárdalos en un recipiente con tapa y forrado con papel de aluminio.

Ingredientes para cuatro personas

500 gr. de harina.
400 gr. de manteca de cerdo.
½ vaso de anís seco o aguardiente.
250 gr. de azúcar, mas 100 gr. para envolver.
La ralladura de un limón.
½ cucharadita de canela.
Una pizca de sal.




Modo de cocinar

Trabaja con las manos la manteca hasta que se ablande, añade el azúcar, la canela, la pizca de sal, la ralladura de limón y el anís y mezcla bien. Incorpora la harina poco a poco y sigue trabajando todo con las manos hasta que tengas una masa suelta que no se pegue a los dedos.

Quizá no tengas que añadir toda la harina, para de echar cuando la masa este consistente pero no muy dura.

Ponla en un bol grande e introdúcela en el frigorífico 2 horas como mínimo, mejor toda la noche.

Precalienta el horno a 200º.

Pon la masa recién sacada del frigorífico en una superficie plana y extiéndela con un rodillo, como esta fría cuesta un poco mas, pero no dejes que se caliente mucho. Déjala de 1cm. de grosor y corta con un cuchillo rectángulos o cuadrados o discos… no muy grandes, colócalos sobre la bandeja del horno un poco separados entre si e introduce en la parte media del horno. Deja que se hagan hasta que estén  dorados y cocidos, unos 12-15 minutos.

Retíralos de la bandeja con una espátula y pásalos por todos los lados por el azúcar, que queden bien envueltos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...