miércoles, 25 de enero de 2012

Patatas Rellenas de Carne


-Es una receta muy fácil, gusta a todos, es económica y puedes adaptar a “sobras” que tengas en casa.

-Elige las patatas grandes y mas o menos del mismo tamaño, mejor de las especiales para cocer. Tienes que lavarlas perfectamente pues la piel, a quien le guste, se puede comer. Puedes emplear un cepillo de uñas o un estropajo tipo salva uñas que no estén usados o que solo emplees para estas labores.

-El relleno puedes variarlo, quedan muy buenas también con jamón serrano o jamón de York. Si tienes sobras de pollo asado puedes aprovecharlo para esta receta.

-La cocción de las patatas debe ser lenta, unos cuarenta minutos, con la cacerola tapada y partiendo de agua fría. La cacerola tiene que ser lo suficientemente grande para que estén separadas entre si las patatas para que no se rompan. Puedes meter un par de ellas mas por si alguna se abriera (la carne de la patata rota se echa también al relleno).

-Puedes sustituir la nata por leche semidesnatada y los quesos también puedes usarlos de los que existen en el mercado bajos en grasa para disminuir las calorías del plato.

-Si lo sirves con una ensalada puede ser plato único.


Ingredientes para cuatro personas


4 patatas grandes u 8 medianas
300 Gr. de carne de ternera picada
¼ litro de nata para cocinar
1 vaso de leche entera
Mantequilla
4 cucharadas de aceite
8 quesitos
Queso rallado
Sal, pimienta, nuez moscada



Modo de cocinar

Prepara una cacerola amplia con agua fría y un puñado de sal, mete las patatas limpias, enteras y con la piel, el agua tiene que cubrirlas y enciende el fuego. Espera que comience a hervir, baja el fuego y tapa la cacerola, déjalas hasta que estén blandas, para comprobarlo pínchalas con cuidado con una aguja de hacer punto o un palillo. Deja que se templen en el mismo agua de cocción (si no tienes tiempo refréscalas con agua fría).

Corta la parte superior de las patatas, vacía el interior con una cucharita pequeña o un vaciador dejando medio centímetro alrededor de la piel, echa en un bol la carne que has extraído junto a la de la parte superior sin piel y aplástala ligeramente con un tenedor, no mucho para que queden trozos que se noten al comer.

Reserva los cascos de patata, con su piel.

Echa el aceite en una sartén grande, cuando este caliente esparce un poco de sal en el fondo y añade la carne picada. Fríela unos 10 minutos sin que se tueste y moviendo de vez en cuando para que no se pegue. Baja el fuego, añade dos cucharadas de mantequilla, sal, pimienta y nuez moscada.

Dale unas vueltas e incorpora la carne de patata y la nata, mezcla todo bien, incorpora la leche que sea necesaria, tiene que quedar jugoso pero no líquido, mejor que eches poco a poco la leche. Retira del fuego. Enciende el gratinador.

Pela y parte los quesitos a lo largo por la mitad.

Rellena las patatas hasta algo más de la mitad, pon cuatro trozos de quesitos en cada una y termina de rellenar, que queden como si hubieras reconstruido las patatas.

Cúbrelas con bastante queso rallado y pon encima unos trocitos de mantequilla, mételas en el horno hasta que se doren, no pongas la bandeja muy arriba para dar tiempo a que se calienten bien y se derritan los quesitos que tienen dentro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...